Agricultura Urbana en México


Sistemas de cultivo en hidroponia

Ya es hora de pasar a la siguiente etapa, mis plántulas de zanahoria, tomate y rábano están listas para trasplantarse a un sistema donde terminarán su crecimiento, no les recuerda esto a la escuela? (more…)

facebooktwitterpinterestmailby feather

Germinación de semillas para huerto

Los inicios de la hidroponía son tan viejos que nadie sabe a ciencia cierta quién comenzó, los Aztecas en la actual ubicación de ciudad de México realizaron cultivos en agua, los jardines colgantes de Babilonia, de ahí mucho tiempo fue olvidada hasta que Estados Unidos en la II Guerra Mundial, (more…)

facebooktwitterpinterestmailby feather

Como comenzar un cultivo orgánico

La agricultura urbana o periurbana, es la práctica de alguna agricultura dentro o en los alrededores de un área urbana, suena lógico pero como dirían, ahí está el detalle. Como nuevos agricultores lo primero que debemos hacer es conocer la agricultura (en este caso cultivo)  en ella se engloban los diferentes trabajos de tratamiento del suelo y los cultivos de vegetales, comprende todo un conjunto de acciones humanas que transforma el medio ambiente natural, con el fin de hacerlo más apto para el crecimiento de las siembras, parte de la definición de agricultura es  “la explotación de los recursos que la tierra origina, favorecida por la acción del hombre”, el problema está en que los agricultores urbanos no tenemos tierra, tenemos, balcones, paredes o techos de edificios, calles públicas y camellones, el reto adecuar estos espacios para que nuestros cultivos puedan desarrollarse.

Antes de comenzar cualquier actividad lo primero que debemos tener es un plan, una estrategia que nos lleve a cumplir los objetivos que nos planteamos al principio. Por ello les recomiendo que se respondan las siguientes preguntas.

¿Cuál es el objetivo de comenzar un cultivo? ¿Qué espacio voy a destinar a esta actividad?¿De cuánto tiempo dispongo para dedicarlo a mis cultivos?

La importancia de plantearnos un objetivo nos ayudará a definir nuestros parámetros, si mi objetivo es comenzar un cultivo para “cocinar con especias frescas” comienzo a planificar, quiero albahaca, epazote y perejil, determino que quiero una maceta de cada una con ciertas dimensiones, estudio las necesidades de cada uno de los cultivos la humedad, riego,  nutrición y tiempos de cosecha, aprendo cuanto tiempo le debo dedicar a mis cultivos y comienzo mi actividad. Muy distinto si mi objetivo es comenzar una actividad económica comercializando mis cultivos, requeriría más recursos, más tiempo, mayor tecnología y por lo tanto mayor inversión inicial.

Así que el primer paso en nuestra actividad es planificar, los invito a que participen con sus comentarios, les recuerdo que en facebook y twitter tenemos un espacio en el que publicamos cultivos, tips y consejos para los agricultores urbanos.

Felices cultivos!

facebooktwitterpinterestmailby feather

Una ciudad productiva comienza en Casa!!

¿A cuantos de nosotros? Nos gustaría a la hora de la comida caminar unos cuantos pasos, a nuestro traspatio ó nuestra azotea, cortar una lechuga, unas hojas de espinaca, unos jitomates cherrys, un poco de cebollín para  una ensalada y por último con unas hojas de menta para el agua de limón.

En la actualidad por nuestro ritmo de vida, las condiciones de espacio en la casa o simplemente por falta de conocimiento, dejamos para nuestra jubilación en el mejor de los casos,  la inquietud de tener un huerto en casa, donde podamos cultivar nuestras hortalizas y vegetales,  pensamos que necesitamos una casa de campo, donde la tierra sea negra y fértil, para que nuestros vegetales encuentren un medio perfecto para una cosecha decorosa. Pensar de éste modo, únicamente nos muestra las limitantes que tenemos, para así desistir de nuestra inquietud  de producir algo de los alimentos que consumimos a diario, si bien sabemos que no será posible proveer el 100% de nuestra dieta diaria, si es posible tener un huerto casero o un vivero de azotea, que me permita mantener mis cultivos en óptimas condiciones, para tener jitomate, chiles, lechugas, acelgas, zanahorias, ajos o bien un botiquín naturista con manzanilla, te verde, te negro, te limón, orégano, entre muchas otros cultivos.

No aundaremos en lo dañino que puede ser para nosotros  consumir  hortalizas regadas con aguas negras, que pueden contener metales pesados como plomo, que ni las plantas, ni nosotros somos capaces de ingerir sin daños o consecuencias perjudiciales, con esto, no queremos ser alarmistas, pero si valdría la pena hacer una pausa,  pensar en que agua que usa actualmente para regar nuestros alimentos, en el uso de pesticidas tóxicos que por desgracia se utilizan en el campo para combatir las plagas.  Todo esto deberíamos de tomar en cuenta a la hora de servir los alimentos en la mesa. Si quisiéramos averiguar esto, no creo que la persona que nos vende las lechugas o los jitomates en el mercado sabría, de donde  provienen sus productos y mucho menos nos podría contestar que plaguicida utilizaron en su cultivo; todo esto nos lleva en la misma directriz, aunque con muchas divergentes y muchas dudas, para dar una solución viable, al problema de abasto y calidad en los alimentos que consumimos a diario.

Terminaré con el fragmento del discurso de George W. Bush cuando aprobó, en el 2002, el Farm Security and Rural Investment Act expresó “Somos una nación bendita porque podemos cultivar nuestros propios alimentos y por ello estamos seguros¨. Para la FAO, Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas, México “tiene las condiciones para abastecerse a si mismo  de los alimentos que requiere, pero continúa trayendo productos del extranjero”.

Somos capaces de producir nuestros alimentos y se los mostraré con cada publicación.

Por ello comenzaré este blog, con dudas, inquietudes y planes que aterrizaremos semana a semana con mis aportaciones y sus comentarios.

facebooktwitterpinterestmailby feather


http://onlinecasino-games.com